Enseñar a leer, antes de aprender a leer, es decir, antes de aprender a decodificar símbolos alfabéticos, es tan necesario como enseñar a lavarse los dientes. Es por esto que iniciar a los más pequeños y pequeñas en la vida de la lectura, es uno de los peldaños más importantes en la educación inicial”

Irene Vasco
Escritora y formadora de lectores

Para formar pequeños lectores es importante crear en torno al libro un ambiente especial;  el ofrecer a los niños libros sin más, muchas veces conlleva conflictos y  destrucción porque los ven como objetos cualesquiera  que no respetan ni aprecian y de los que desconocen su valor. Un espacio diferente al aula, específicamente diseñado para disfrutar en pequeños grupos de una narración animada, una lectura tranquila, un guiñol o una exposición de ilustraciones, crea en el niño una expectativa nueva y despierta en él un interés especial hacia ese objeto que le ofrece un mundo nuevo en cada visita a la Biblioteca.
La  biblioteca nos sirve así para estimular la imaginación y fantasía de nuestros alumnos, reforzar la educación en valores, trabajar la atención y la concentración, fomentar el hábito de la lectura y el respeto y cuidado de los libros y materiales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies